¿Cómo se aplica la pintura en polvo?

Hablar de la pintura en polvo de Alicante, también conocida como pintura electroestática, es hacerlo de uno de los productos aplicado en un tipo de método que cuenta con más adeptos en la actualidad, dentro del mundo de la pintura y es que son muchas y variadas las ventajas que encontramos en la pintura en polvo. Por ejemplo, se trata de un material, especialmente ideado para pintar metales, muy adherente y flexible que aportará una excelente resistencia tanto a la abrasión como a los químicos o a las manchas. A continuación, te explicaremos cómo aplicar la pintura en polvo de forma simple y rápida.

Consejos para aplicar pintura en polvo

Antes de empezar a pintar es necesario tratar el metal. Para ello lo primero que haremos será desengrasar la pieza y, seguidamente, aplicaremos una capa de fosfato, siendo el hierro o el zinc algunos de los elementos más recomendables y que haremos mediante inmersión. Una vez tengamos la pieza preparada es momento del pintado, que se realiza mediante la pulverización de la pintura, siendo esta la mejor forma para conseguir que se adhiera de forma óptima. Para realizar este proceso es indispensable disponer de una cabina específica ya que es necesario recoger y controlar el excedente de polvo, que podremos utilizar en otra ocasión.

Finalmente, el último paso que tenemos que llevar a cabo es conocido con el nombre de curado y consiste en hornear la pieza, a 180 grados, con la finalidad de polimerizar la pintura y obtener un resultado perfecto. ¿Te ha parecido muy complicado?