La imprimación en la pintura industrial

La aplicación de una capa de imprimación es una tarea fundamental en todo proceso de pintado. Esta capa se aplica antes de dar la pintura definitiva y permite el sellado de la superficie y una mejor adherencia de la pintura industrial Alicante. El objetivo de imprimar es pues proteger la chapa de la oxidación en las superficies metálicas y conseguir una mayor adherencia en las plásticas.

Tipos de imprimación de pintura industrial

En función del material a pintar, podemos encontrar en el mercado una serie de tipos de imprimación de pintura industrial.

Si la superficie sobre la que se va a trabajar es aluminio o galvanizado, se debe utilizar una imprimación wash primer. Una imprimación que aportará sobre todo una excelente adherencia sobre la superficie.

Las imprimaciones con una base de resinas epoxi poliamida exenta de plomo y cromatos son perfectas si queremos pintar una superficie metálica de acero. Un tipo de imprimación que ofrece una gran resistencia a la corrosión y una gran adherencia.

Otro tipo a tener en cuenta son las imprimaciones de uso general antioxidante o fosfatante. La superficie, en este caso, es una estructura metálica que requiere de una protección anticorrosiva, un secado muy rápido y un alto rendimiento. Son ideales también para aplicar pintura industrial para interiores.

Por último, las imprimaciones para superficies plásticas ofrecen una buena adherencia, muy por encima de ser una simple película de protección. Las hay de tipo mono o bi-componentes, de naturaleza acrílica y con un bajo extracto seco.